El cuento de mi prima

El cuento de mi prima

El cuento de mi prima

Durante mis vacaciones de verano viajé a Colombia, donde me vi en la obligación de ir a la escuela todas las mañanas. Pero lo bueno es que iba a ir junto con mis primas, y eso me alegró un rato. Un rato muy corto porque al entrar, ya me quería ir.

Mis primas se llaman Rocío Rafaela y Marián, son como el día y la noche, y no me refiero a que la Mariá es morena y la Rafa (que es como normalmente le llamamos en casa, y donde sea) es de piel clara, sino que las dos son diferentes pero inmensamente parecidas. Es algo complicado de entender, bueno, el caso es que no se llevan muy bien y siempre se están peleando, los hermanos somos así; aunque todos sabemos que se quieren mucho.

Me salgo del caso, pero es importante saber esto para entender el cuento. 

Resulta que a mi prima Rafa le mandaron a hacer su vida adaptada a un cuento, y le salió así:

Mi vida en un cuento

Había una vez una bruja malvada que se llamaba Marián, ella tenía un espejito, y le decía:

-Espejito, espejito ¿Quién es la más bonita?

Y el espejito siempre le respondía que ella no era la más bonita. Para serlo ella mandaba a sus sirvientes a llevarse a todas las chicas mas lindas a un castillo donde no había absolutamente nada; sabiendo que al mandarlas al castillo ellas se acostumbraron a no hacer nada.

La belleza consistía en los buenos modales (por supuesto que la malvada bruja no lo tenía).

Después  le volvió a decir a su espejito:

-Espejito, espejito ¿quién es la más bonita?

El espejito dijo que Rocío  era la más bonita; entonces la malvada bruja Marián se enfadó y le dijo a su espejito que buscase toda la información sobre Rocío. El espejo le dice que vivía en un lugar cerca del bosque; ella vivía con sus papá, mamá, (su mamá se llamaba Rocío y su papá se llamaba Guido) y sus primos,(su primo Armando, su primo Dalen y su prima Luisa).

Para engañar a Rocío, Marián se disfraza de una joven,  y Rocío le deja pasar a su casa. Y justo cuando Marián, lleva a Rocío  al castillo de las chicas que encerró,  la bruja Marián vuelve a su casa y pregunta al espejo:

-Espejito, espejito ¿quién es la más bonita?

El espejo se ríe y le dice:

-¿Por qué hiciste eso bruja malvada? Ahora las princesas encerradas en el castillo, aprendieron buenos modales, gracias a Rocío, a sus papás, y sus primos

. La bruja llamada Marián  se dio por vencida; y en eso fue con los padres de Rocío para que le enseñasen buenos modales.

Al final la bruja Marián se volvió una princesa más en el mundo.

         FIN

Deja una respuesta